Heart Failure Management | Keep It Pumping

Control de la insuficiencia cardíaca

Además de medicamentos, el médico podría sugerir hacer cambios en tu estilo de vida. Lee a continuación consejos que pueden ayudarte a controlar tu insuficiencia cardíaca.

 

Reducir la toma de líquidos

Cuando padeces de insuficiencia cardíaca, a menudo tu cuerpo retiene más líquidos de los que puede tolerar. Esto se llama "retención de líquidos". El médico podría recomendarte beber menos para ayudarte con esto.

Por lo general, no deberías consumir más de dos litros (menos de 8 tazas) de líquidos al día. Esto incluye todas las bebidas, cubos de hielo y alimentos con humedad, como frutas y helado.

Debido a que también podrías estar tomando un diurético (tratamiento para eliminar el agua), podrías sentir mucha sed. Trata de pesarte todos los días para ayudarte a llevar un control de tu retención de líquidos.

 

El peligro de la sal

Comer menos sal es muy importante cuando tienes insuficiencia cardíaca. La sal (sodio) hace que tu cuerpo retenga agua. Cuando tu cuerpo se llena con más líquidos, es más difícil para tu corazón bombear adecuadamente. Como resultado, los líquidos se acumulan en el cuerpo.

Por eso es importante no añadir sal a tu comida. Intenta reemplazar la sal con hierbas y especias. Esto ayuda a dar sabor de forma más saludable.

También debes tratar de evitar alimentos preparados con mucha sal. Lee las etiquetas de los envases para ver cuanta sal contiene tu comida. Si comes 3 comidas al día, trata que cada comida contenga de 500 mg a 1,000 mg de sal. Algunos ejemplos de alimentos con alto contenido en sal son:

  • Pan
  • Sopa
  • Queso
  • Embutidos
  • Comidas precocinadas
  • Alimentos en lata,como atún
  • Nueces saladas
  • Aderezos para ensalada

 

Una dieta saludable es crucial

Una dieta saludable empieza con las decisiones que tomas sobre los alimentos. Elige opciones saludables siempre que te encuentres en el supermercado. Puedes salir a cenar y no obstante, comer saludable, solo es necesario un poco de supervisión.

Pide consejo a tu médicos sobre cómo llevar un estilo de vida saludable. Pudieras descubrir que comer cantidades más pequeñas de comida pero con más frecuencia te ayuda. Digerir pequeñas cantidades de alimentos puede suponer menos esfuerzo para el cuerpo y el corazón.

 

Di no al tabaco y limita el consumo de alcohol

Si te han diagnosticado insuficiencia cardíaca, es importante que no fumes.

La gente con insuficiencia cardíaca también debe limitar su consumo de alcohol. Beber demasiado alcohol puede aumentar la presión sanguínea y ocasionar problemas. Algunas personas con insuficiencia cardíaca deben evitar las bebidas alcohólicas por completo.

 

Mantenerse en movimiento y hacer ejercicio

Como todos los músculos, el músculo cardíaco puede beneficiarse con el ejercicio. Incluso dar un corto paseo puede ayudar. Si no puedes caminar, hay otras formas de permanecer activo. Antes de empezar una rutina de ejercicio, habla con tu médico para asegurarte de que es seguro para tu salud.

Empieza con un ritmo lento. Incluso una pequeña cantidad de ejercicio puede ayudarte a sentirte mejor. El ejercicio fortalece tu corazón de modo que pueda mantener el flujo sanguíneo. El ejercicio también ayuda a controlar el peso y la presión arterial.

Cuando permaneces activo, el cerebro envía una señal a tu cuerpo para que libere señales químicas que te hacen sentir mejor. ¡El ejercicio te ayuda a mantenerte positivo y alcanzar nuevas metas!

 

Conservar tu energía

Es importante que escuches a tu cuerpo. La gente con insuficiencia cardíaca dice que tiene una cantidad de energía limitada, como una batería. Es bueno pensar en la cantidad de energía que tienes e intentar planear cómo la usarás durante el día. Prioriza las actividades que son más importantes para ti.

 

La importancia de un sistema de apoyo

Tu equipo de insuficiencia cardíaca puede ayudarte a compartir la carga de tomar decisiones y hacer planes. Ayudará a todos los involucrados a sentirse en control de sus vidas.

Tu equipo puede incluir a tus médicos, tu cuidador principal, amigos y familia. También puede ser la gente que ves regularmente en tu vida diaria.

Puedes conocer personas que tienen insuficiencia cardíaca. Compartir vuestras historias puede ser una parte importante del manejo de vuestra vida con insuficiencia cardíaca. Sé abierto y honesto sobre cómo te sientes. Es importante que ayudes a otros miembros de tu equipo a entender cómo te sientes y por lo que estás pasando. Estoy les ayudará a apoyarte mejor.